Articulos Pedag.


HIISTORIIA S Y VALORES

El propósito de Hiissttorriiass y vallorress es impulsar en el seno de la comunidad familiar y educativa la práctica de los valores de carácter universal,con un enfoque humanista y mediante un proceso de aprendizaje que permita a losniños y adolescentes, reafirmar, incrementar o hacer suyos los valores en forma consciente, libre y razonada a través de situaciones específicas, reales ycotidianas, presentadas en una selección de 251 lecturas bellamente ilustradas que pertenecen a diversos géneros literarios, culturas, épocas y autores. Cada una con una temática diferente, pero con un fincomún: enaltecer los valores. De nada sirve nutrir el espíritu de los niños y adolescentes con historias especiales, si éstas no se traducen en actitudes.Es una verdad irrebatible que se enseñan mejorlos valores con ejemplos que con conceptos. El papel de los padres de familia y maestros es fundamental para fomentar valores, particularmente con su apoyo, convivencia y forma de actuar. Esto les exige congruencia para lograr en sus hijos y alumnos una óptimaactitud ante la vida, promoviendo la educación en valores y contribuyendo a la construcción y enriquecimiento de suvida personal.

¿QUÉ SON LOS VALORES?

Los valores son los medios que conducen al ser humano a una vida plena y a una convivencia más feliz. Conocerlos y practicarlos durante la vida, son condiciones  indispensables para vivir en armonía.Frecuentemente se habla de la escala de valores o de la jerarquía de los mismos.Incluso se dice que los valores han cambiado.Hablar de los valores es tratar del significado último y determinante de la vida humana. Se afirma que, valor, es todo aquello que favorece la plena realización del hombre como Persona. Abriendo los ojos a esta época, cabe afirmar que se da una mutación de valores.Está claro, y así lo atestigua la conducta de los niños, adolescentes y adultos, que cosas y actos antes valoradas han dejado de serlo y que se han establecido valores nuevos. Hay quien ha hecho sonar la alarma sobre la amenaza hacia los valores. En este contexto se ha dado prioridad a la consideración del problema de la decadencia

de los valores de las personas.

En cada niño y adolescente hay una escala de valores que es el alma de sus actitudes y comportamientos y esta escala ha de ser clara, en medio de los cambios constantes de este mundo, si no queremos que ellos se deshumanicen y pierdan el rumbo de su personalidad. Una escala de valores clara, junto a una comunicación abierta, los conduce a ver todas las motivaciones que los llevan a una determinada opción y las consecuencias que tendrán sus actos aunados a las responsabilidades que los acompañarán.

CLASIFICACIÓN DE VALORES

Hay numerosas clasificaciones de valores realizadas por distintos profesionales; a continuación se presenta la elaborada por el Ministerio de Educación de la República de Panamá, complementada con otros valores que se incluyen en las lecturas de esta obra. El Ministerio consideró ocho valores en la primera columna, en la segunda, agrupó lo que estima como actitudes. Para otros autores lo enumerado en la primera columna son macrovalores y lo de la segunda son valores. Ya sean actitudes, para unos, y valores para otros, lo cierto es que para nuestros hijos y alumnos deben ser comportamientos naturales y cotidianos.

*VALORES

MACROVALORES

*ACTITUDES

VALORES

SUGERENCIAS METODOLÓGICAS PARA LOS PADRES DE FAMILIA

Y LOS MAESTROS.

• La lectura constituye uno de los medios idóneos para que los niños y adolescentes adquieran conocimientos y experiencias que podrán aplicar a lo largo de la vida. Su práctica como base de una sólida formación, resulta indispensable, tanto desde el punto de vista estético como informativo, puesto que en el primer caso propicia una actitud de aprecio y respeto por toda manifestación literaria, y en el segundo, permite el acceso al campo científico por la necesaria consulta de diversas fuentes.

• La lectura es un proceso dinámico y progresivo que principia mecánica y literalmente, para adentrarse después en la interpretación de lo escrito; al iniciar al niño en el engranaje social e involucrar su atención, memoria, pensamiento y aun su afectividad, se convierte en el instrumento que le permitirá descubrir infinidad de vivencias y apropiarse del cúmulo de conocimientos que le fueron legados, al igual que los valores. Cuando el padre de familia o maestro comparte una historia con sus hijos o alumnos, echa a andar un proceso que va más allá de la lectura: los escuchas aprenden acerca de los sentimientos y valores humanos.

• Elija una lectura. Trate de que sea adecuada a la edad, intereses y experiencias del niño o adolescente. Ningún tema de las historias les es extraño.

• Explique el significado de las palabras resaltadas con n e g rita s. Asegúrese por medio de preguntas que han sido comprendidas.

• Lea en voz alta la lectura que seleccionó.

• Dé expresión a su voz, es muy importante.

• Deje traslucir su emoción, no tenga miedo. Una voz quebrada en un párrafo emotivo, si es sincera, impacta a los oyentes y los acerca a usted.

• Ajuste el ritmo de la lectura a la acción de la historia: en un momento emocionante lea despacio para acentuar el suspenso; cuando la acción se desarrolle de prisa lea rápidamente.

• Observe las reacciones de quien escucha, particularmente en donde los personajes de la historia muestren sus valores a través de sus actitudes y comportamientos. Esto le ayudará a conocer lo que emociona o hace reflexionar a sus escuchas.

• Establezca un turno de preguntas/respuestas libres para que los niños expresen sinceramente los valores que captaron.

• Divida a los niños en grupos para que analicen la historia, tanto las actividades de cada uno de los personajes como las situaciones que viven y cómo se desarrollan.

• Organice una mesa redonda para llegar a conclusiones más o menos consensuadas. Nombre a un moderador, procure que sea diferente en cada sesión.

• Vuelva a organizar otra actividad en grupos para analizar cómo se dan en la vida real y en otras circunstancias, las actitudes de los personajes.

• Comente que algunas historias incluyen los llamados antivalores (odio, engaño, envidia, enojo, maldad, etc.).

• Procure que reflexionen sobre éstos y las consecuencias que sufren quienes basan su comportamiento en ellos.

• Motive a los niños a participar en los análisis y conversaciones expresando sus pensamientos y sentimientos.

• Invítalos a reflexionar las situaciones de cada historia en un ambiente agradable, de seguridad y confianza. Si su hijo o alumno se resiste a hablar frente a sus hermanos, compañeros o incluso usted, comparta una historia sólo con él, hasta que tenga seguridad en sí mismo. Hágale sentir que sus puntos de vista son únicos y valiosos, y que debe compartirlos con sus hermanos, compañeros y usted.

• Incentívelos a cambiar alguna parte de la historia o el final y pídales que expongan

sus razones.

• Propóngales que elijan otro título a la historia leída, de acuerdo a los valores que encontraron en ella.

• Pídales que identifiquen en qué parte de la historia se encuentran cada uno de los valores listados al final de la historia.

• Pregúnteles si hay algún otro valor representado en la historia que no se encuentra

en la lista.

• Interróguelos para saber con qué personaje y comportamiento se identifican y por qué.

• Promueva que los valores representados en la historia que se lea se traduzcan en comportamientos cotidianos en el ámbito familiar y escolar de los niños.

• Analice permanentemente las actitudes y comportamientos de sus hijos o alumnos para trabajar en la historia más adecuada y en el momento preciso a sus necesidades.  maestro sabio estaba hablándole a un grupo deestudiantes entusiastas. Les dio la tarea de salir y encontrar una flor pequeña, in a d v ertid a . Les pidió que estudiaran la flor por un tiempo p ro lon ga d o .

—Consigan una lupa y estudien las delicadas venas de sus hojas, y fíjense en los m a tic e s y tonos de color. Volteen las hojas lentamente y observen su s im e tr ía . Recuerden que esta flor pudo haber pasado inadvertida y no ser apreciada, si ustedes no la hubieran encontrado y admirado. Después de que el grupo regresó, el maestro comentó:

—Las personas son así, cada una es diferente, cuidadosamente creadas, singularmente d o ta d a s. Pero hay que pasar tiempo con ellas para saberlo. Hay tantas personas que pasan inadvertidas y

no son apreciadas porque nadie se ha tomado el tiempo para admirar su sin gu la rid a d .

 Historias y valores

la espina

 

sacrificio

 

DAR

  1. Publicacion
    noviembre 16, 2009 a las 3:15 pm

    Puede realizar su comentario escribiendo su nombre y un correo electronica aun que no exista

  2. Publicacion
    noviembre 16, 2009 a las 3:46 pm

    hola a todos

  3. Jose luis
    noviembre 16, 2009 a las 3:51 pm

    yo lei los valores de los articulos y pienso que todas las bondas vistas en las historia deberian ser habitacion de nuestra sociedad

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: